¿Quién es Mr. Brown?

 

Algunos dicen que Mr. Brown es el foodie original. Que sus sofisticados gustos Gourmet vienen de familia, y que su amor a la comida es tan natural como los ingredientes de su tienda de hamburguesas. Se rumora que su bisabuelo inglés intentó patentar el proceso de untar mostaza en un pan, y que por un alegre incidente, a principios de siglo su abuela inventó el Pastrami.

Otros dicen que Mr. Brown es un excéntrico southern gentelman, un pariente lejano del explorador Sir Francis Drake. un caballeroso héroe norteamericano auto-exiliado en una antigua hacienda azucarera en el Lousiana, en donde se dedicó a leer, escribir y practicar artes marciales durante 15 años después de sus heroicos logros en la Segunda Guerra Mundial.

Dicen que después de tanto tiempo aislado en el pantanoso estado sureño y de una experiencia gastronómica traumática con un deprimente panini en una cafetería gringa-Mr. Brown, el caballero de las papilas gustativas privilegiadas, decidió emprender un viaje por el mundo en búsqueda de la comida contemporánea perfecta.

Con el amor por la comida como bandera, el ahora explorador gastronómico probó las bocatas madrileñas, se deleitó con las tortas ahogadas tapatías, descubrió el poder de los subs italianos, y se enamoró bajo la luna de los baguettes parisinos, registrando todos sus encuentros gastronómicos en su famosa y ultra-secreta bitácora, en donde además de sus logros aventureros integró a sus paisajes la experiencia y deleite de aprender a elaborar las mejores pizzas, alitas, ensaladas y hamburguesas jamás antes ensambladas.

Atraído por la mística de nuestros desérticos paisajes y enamorado de la hospitalidad norteña, este solidario savant cocinero decidió aprovechar su amor por todo lo que existe entre dos panes para inaugurar en nuestra ciudad el concepto de Mr. Brown, un lugar sincero y honesto, que en las propias palabras de su fundador: “Vende comida con estilo”.